www.hangar57.com

Vaya al Contenido

Menu Principal

HIPOXIA

20 CONSEJOS MEDICOS


4. Hipoxia



La falta de oxígeno es el mayor peligro para el hombre a grandes alturas, a pesar de la importancia de la presión y de las temperaturas. La falta de oxígeno en el cuerpo humano produce una condición llamada hipoxia, la cual simplemente significa inanición de oxígeno. Cuando un piloto aspira aire a alturas considerables, no hay suficiente presión de oxígeno para forzar la cantidad adecuada de este gas a través de las membranas de los pulmones hacia la corriente sanguínea, de manera que pueda ser llevado a los tejidos del cuerpo humano. La función de los diversos órganos, especialmente el cerebro, está entonces disminuida.

Desgraciadamente, la naturaleza de la hipoxia hace que el piloto sea el peor juez cuando él es la víctima. Los primeros síntomas de falta de oxígeno son engañosamente placenteros, similares a los de las intoxicaciones leves por alcohol. A causa de que la falta de oxígeno ataca primeramente al cerebro, sus principales facultades se verán embotadas. Su capacidad normal de autocrítica está anulada. Su mente no funciona adecuadamente, manos y pies se vuelven más lentos, sin ser consciente de ello, puede sentirse adormecido, lánguido, indiferente; Usted tiene una falsa sensación de seguridad y piensa que lo último que necesita en el mundo es el oxígeno.

Mientras la hipoxia crece, Usted puede marearse o sentir un hormigueo en la piel. Podrá tener un dolor de cabeza que lo embote, pero estará solamente consciente a medias de ello. La falta de oxígeno se agrava cuanto más tiempo permanezca a una altura determinada o si Usted se eleva más. Su corazón se acelera, sus labios y la piel debajo de las uñas se tornan azulados, se estrecha el campo visual y los instrumentos comienzan a aparecer borrosos. Pero la hipoxia, por su naturaleza engañosa, lo hace sentirse confiado de que está haciendo la mejor operación de vuelo que ha hecho hasta ese momento. Usted está en las mismas condiciones de aquel individuo que insiste en manejar su automóvil de regreso de una fiesta hacia su casa, cuando él difícilmente puede caminar. Independientemente de su aclimatación, resistencia y otros atributos, todos los pilotos sufrirán las consecuencias de la hipoxia cuando estén expuestos a una inadecuada presión de oxígeno en el aire que respiran.

Nadie está exento de los efectos de la hipoxia. Todos necesitan un suministro adecuado de oxígeno. Algunos pilotos son capaces de tolerar algunos cientos de metros de altura más que otros, pero ninguno está realmente muy lejos de ese promedio, Recuerde esto: Problemas serios esperan al piloto que trate de probarse a sí mismo cuánto más alto puede volar o cuánto más tiempo puede tolerar la falta de oxígeno suplementario. Los pilotos de edad más avanzada, más obesos, fuera de estado físico y que fumen demasiado, deberán limitarse ellos mismos a un techo de hasta 3.048 metros (10.000 ft) a menos que tengan oxígeno disponible.

Muchos de los aviones ejecutivos tienen cabinas presurizadas y operan regularmente hasta los 12.000 m (40.000 ft). Muchos de estos aviones están equipados con sistemas de respiración de oxígeno a presión, o sea que suministran oxígeno bajo una ligera presión. En caso de una pérdida de presión en la cabina, a alturas que sobrepasen los 11.500 m (38.000 ft), la presión del oxígeno dentro de los pulmones no puede ser mantenida sin un aumento de la presión del oxígeno inhalado. En consecuencia, la hipoxia se presentará rápidamente. El agregado de presión positiva al oxígeno puro, es necesario para restablecer al cuerpo a un estado no hipóxico.

La respiración con presión incluye el reverso del ciclo respiratorio normal, en el cual los pulmones pueden ejecutar su trabajo durante la exhalación, en vez de la inhalación. Aunque la presión de la respiración pueda aumentar la tolerancia del piloto a alturas más grandes, ello no debería ser aceptado para vuelos de rutina. La instalación de respiración a presión es solamente un sistema complementario y debería ser reservado para aquellas ocasiones en que falle la presurización de la cabina. El oxígeno deberá entonces estar disponible durante el descenso a mas bajas alturas en donde su uso no sea necesario.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal